Conciencia de clase | Razón Neoliberal

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Lázaro Fuentes |

Cuando hablamos de la razón lisa y llanamente, la categoría nos remite inmediatamente al pensamiento, el raciocinio y la realidad, pero contextualizarla en un modelo económico hace un poco más complejo poder definirla, aunque al mismo tiempo se exige que se delimite con la mayor exactitud posible de qué se está hablando, tanto desde el punto de vista económico, como desde el punto de vista filosófico.

Sin hacer más complejo el proceso y tomando como eje la contextualización de la razón en el modelo capitalista, el asunto lo podemos reducir con toda la responsabilidad posible, a tratar de responder cuál es la razón humana en ese modelo económico, es decir, cuáles son los objetivos de la vida del hombre y por tanto su papel en la realidad, tanto individualmente como en el ámbito colectivo y social.

El planteamiento parece hasta ocioso de bote pronto, pero encierra la razón misma de la vida en sociedad y el cuestionamiento de nuestra cotidianidad, la pública, la privada y todo aquello que podamos imaginar, una posibilidad que no es menor en medio de un proceso de globalización que en realidad no tiene como fin cambiar la forma en que vemos el mundo y la realidad misma, sino imponernos en un primer momento una nueva razón y después una nueva forma de ver el mundo inevitable, una especie de destino manifiesto.

Seguramente le ha pasado, desde que se despierta hasta que logra conciliar el sueño, prácticamente sus pensamientos están encaminados a generar riqueza con la -falsa- idea de progreso personal, el problema es que por más que trabaje y por más que sea creativo, el dinero que genera jamás le alcanza para lograr sus objetivos y lo peor, gran parte de esa riqueza no se queda en sus manos, no importa que tanto nos esforcemos, el modelo está diseñado para que funcione así.

Esa ha sido prácticamente la razón desde que apareció el capitalismo, es la justificación del positivismo de Augusto Comte, generar riqueza como sinónimo de progreso y calidad de vida, aunque en realidad parece que es todo lo contrario.

La razón neoliberal es muy parecida a la capitalista, el objetivo no ha cambiado en mucho, solo que ahora la acumulación de la riqueza de concentra aun más, de hecho mientras menos sean los actores de la acumulación mejor, idea que justifica la aparición de la globalización, donde sólo los actores económicos con capacidad y presencia global tienen derecho de membresía.

Las reformas estructurales son una adecuación al reclamo de esa razón neoliberal, la voracidad por la riqueza se ha hecho mayor, al grado que se hará todo lo posible para alcanzar un gasto mínimo en política social por los gobiernos, al final del día todas esas actividades que antes estaban en manos públicas, son negocios potenciales que pueden dejar grandes ganancias para el capital internacional: pensiones, servicios de salud, educación, etc.

Siguiendo con la tónica del tema, ¿hay razón para buscar tanta acumulación de riqueza?, al respecto diríamos dos cuestiones, la primera a modo de pregunta: ¿necesitamos tanta riqueza para vivir o en realidad quién la necesita?, la otra a modo de reflexión, nos estamos desgarrando las vestiduras todos los días por generar dinero y en realidad ese dinero no existe, no sólo por que es un convencionalismo del hombre, sino porque cundo menos el 80% de cada moneda no tiene sustento que le de valor, no lo se, piénselo, tal vez pudiéramos vivir de otra manera.

Be the first to comment on "Conciencia de clase | Razón Neoliberal"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*