Desechos de tomates podrían generar electricidad, afirman expertos

Los tomates descompuestos y dañados podrían ser una fuente de energía particularmente potente si se usaran en una célula electroquímica microbiana.Los tomates descompuestos y dañados podrían ser una fuente de energía particularmente potente si se usaran en una célula electroquímica microbiana.

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Un equipo de científicos conformado por Namita Shrestha y Venkataramana Gadhamshetty, de la Escuela de Minas y Tecnología de Dakota del Sur, en Estados Unidos, afirmó que existe la posibilidad de generar electricidad a través de la utilización de tomates no aptos para su venta al público, según dio a conocer la revista Noticias de la Ciencia y la Tecnología.

El proyecto piloto se basa en una célula (celda) de combustible biológica que utiliza los residuos de esos frutos desechados en las cosechas de Florida.

El equipo encontró que los tomates descompuestos y dañados podrían ser una fuente de energía particularmente potente si se usaran en una célula electroquímica microbiana.

“El proceso también ayuda a purificar los residuos sólidos de los tomates y el agua residual asociada”, aseguró Shrestha.

Esos vegetales son un producto esencial en el estado norteamericano de la Florida, de manera que la nueva tecnología podría resultar práctica e importante allí como en cualquier pueblo agrícola de otras partes del mundo que esté muy dedicado al cultivo. Según la publicación, en el caso del sur estadounidense, se generan más de 396 mil toneladas de desechos de tomate cada año, pero carece de un buen sistema de procesamiento para los mismos.

“La célula electroquímica microbiana puede aprovechar los residuos para generar corriente eléctrica. A tal fin, se vale de bacterias para descomponer y oxidar el material orgánico en tomates no aptos para el sector alimentario”, explicó Gadhamshetty.

El proceso de oxidación, desencadenado por los microorganismos que interactúan con los residuos del vegetal, libera electrones que son capturados en la célula de combustible y se convierten en una fuente de corriente.

Los investigadores comprobaron que el licopeno, un pigmento natural de los tomates, es un excelente mediador para promover la generación de cargas eléctricas a partir de los frutos dañados.

Be the first to comment on "Desechos de tomates podrían generar electricidad, afirman expertos"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*