Conciencia de Clase | Es lógica, estúpido, o el daño ya está hecho p…piénsalo

eruviel_coyuntura

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Lázaro Fuentes |

Después de la entrega del premio nobel de la paz a Barack Obama, no se había visto algo tan lamentable y hasta cómico a nivel mundial, como la autoentrega que se hizo el flamante gobernandor mexiquense Eruviel Ávila Villegas, de la presea que entrega el Tribubal de lo Contencioso Administrativo del Estado de México anualmente, como reconocimiento a al mérito administrativo y fiscal.

La medalla es entregada por el tribunal mencionado, a través de un acuerdo que emite el pleno de este órgano administrativo de impartición de justicia, acuerdo que debe ser publicado en la Gaceta de Gobierno del Estado de México, lo que en efecto ocurrió, pues con toda inocencia o desfachatez el tribunal mexiquense publicó su determinación en el órgano de difusión mexiquense el pasado 16 de enero de 2016, señalando que la medalla al merito administrativo y fiscal sería entregada al gobernador del Estado de México Eruviel Ávila Villegas, como reconocimiento a los resultados de su gestión en estos temas, durante el año 2015.

¿Dónde radica la comicidad o lo ridículo de la entrega?. Seguramente para algunos de ustedes estimados lectores, habrá pasado desapercibida la defición que hicimos del Tribunal de los Contencioso Administrativo del Estado de México, al que nos referimos en el párrafo anterior como “órgano administrativo de impartición de justicia”. La explicación es simple, no se trata de un tribunal que sea parte del poder judicial como la gran mayoría pudiéramos esperar, sino que se trata de un órgano que es parte del poder ejecutivo y por tanto su naturaleza es administrativa y no judicial.

En efecto estimado lector, el titular del ejecutivo mexiquense Doctor en Derecho Eruviel Ávila Villegas no sólo es jefe del presidente del tribunal multicitado, sino de todo el tribunal mismo, punto en el que radica los torpe de la acción.

Si la idea del presidente del tribunal era quedar bien con su jefe máximo, el resultado ha sido completamente contrario, lo ha expuesto al escarnio público y ha puesto en tela de juicio la imparcialidad del gobierno del Estado de México, que por cierto no anda nada bien en términos generales, algo que hasta para el político más novato era bastante lógico pasaría.

Aunque el gobernador mexiquense ha publicado casi de inmediato que no ha aceptado la medalla, el daño ya está hecho; resulta difícil pensar que el jefe de la casa no sepa lo que hace sus hijos, más cuando tiene ojos en una de las trincheras privilegiadas, como es la propia Gaceta de Gobierno, donde el director de este órgano de difusión, una vez que tuvo el acuerdo a publicar, evidentemente consultó a gente cercana al mandatario mexiquense sobre la pertinencia pública del contenido del texto que le estaba solicitando el tribunal publicar, encontrando la autorización para ello.

La jugada les salió mal, es obvio que con premios y reconocimientos autoentregados, el gobierno de Eruviel Ávila Villegas busca cubrir lo desaciertos de su gestión en materia de Derechos Humanos (Ley Atenco), de defensa a los derechos de la mujer (feminicidios), de transparencia y combate a la corrupción (caso OHL), entre una lista interminable que cada vez hace más lejana su posibilidad de heredar el reino de Enrique Peña Nieto.

lazaro@coyuntura.info

Be the first to comment on "Conciencia de Clase | Es lógica, estúpido, o el daño ya está hecho p…piénsalo"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*